La comida se hace motivo de viaje

Hoy en día todos los aspectos de un viaje se hacen mas importantes, mas evidentes, hoy en día cualquier cosa es planificada con mucho detalle pues eso afecta a nuestra experiencia general y cuando le digo todo, me refiero también a lo que comemos. Quizá sea porque en las redes sociales hay muchas manifestaciones de la comida, pero hoy en día el turismo gastronómico es una de las cosas de las que mas se habar en el mundo entero, los mismo medios de comunicación fomentan el hecho de que viajemos para comer.

Vea también

Hay lugares de lugares para comer y en si todo somos embajadores de nuestra cultura cuando recibimos a los turistas, mucho mas en destino como peñiscola, en donde cada día se reciben mas visitan y donde se intenta consolidad la actividad turística.

Si hacemos turismo gastronómico, la comida se convierte en una responsabilidad que debemos asumir con mucho sentido, la gente esta esperando comer en peñiscola lo mejor que se pueda ofrecer, sin duda se trabaja para que esa experiencia sea lo suficientemente buena para el turista. Todas estas nuevas tendencias de viajes son una buena promoción para los destinos turísticos en donde no solo se va por la belleza o por la historia sino que se aprecian las cosas que son hechas por el hombre y que se viven a diario. La cocina es un arte que se puede consumir y que es capaz de dejar grandes recuerdos en nosotros, debemos fomentar el arte del buen comer y por supuesto el del viajar por comida.

La experiencia gastronómica

La comida es un gran motivo de viajes, no hace falta ni que decirlo, la cultura gastronómica de unos lugares cualquiera es lo que la hace destacar de entre tantas otros destinos. Es un placer el poder ir de de viaje y saber que la experiencia gastronómica será de altura, pues aceptémoslo, nos gusta  comer y nos gusta comer cosas que estimulen nuestros sentidos?

en muchos países y ciudades ha estado estimulando la experiencia gastronómica como parte de la oferta de viaje, como muestra tenemos todos esos restaurantes con propuestas innovadoras que hacen de una comida todo un acontecimiento.  Si, uno podría ir se viaje solo por comer en ese restaurante del que todos hablan, ese donde la comida es extravagante y la experiencia satisfactoria, pero lo mejor de todo es que uno puede vivir experiencias igual de buenas en otros destinos que lo que tiene para ofrecer es su tradición. Seria un poco descortés decir que en algún destino la comida sea mala, pro si es cierto que en algunos se le imprime más amor a la experiencia culinaria y eso se hace notar.

Por ejemplo tenemos peñiscola., ese pueblo en España de gran potencial turismo que ofrece una experiencia gastronómica sencilla pero de alto valor y que termina siendo sin igual. Sigamos viajando por probar a que sabe el resto del mundo, además de ser educativo es sabroso. A donde ir? Creo que eso depende de cada uno y lo que tenga como preferencia am la hora de comer, pero si se trata de comida del mar, peñiscola es una gran opción.

Conexión con las costumbres y tradiciones de un pueblo

Comer, nos gusta comer y creo que en los destinos de viaje lo sabe, de lo contrario porque habría tanta comida rica? Ellos saben como atraernos. En muchos lugares del mundo se organizan ferias de gastronomía con mucha frecuencia, eso es un motivo mas para viajar y comer, como siempre dicho, uno no puede decir que viajo si no comió todo lo que podría.

Es una como un rito, uno necesita comer `para sentirse conectado con el sitio y su gente. Si, uno se llega a conectar con la gente a través de su comida, no solo al probarla sino con la manera en que lo hacen. Muchos destinos están pro mocionando su turismo con el apoyo de su gastronomía, por demás debemos decir que  la comida nos mueve. Debe haber un interés por la comida para que alguien se sienta interesado en viajar solo por ella, pero si nos ponemos a ver, hoy en dia el estimulo hacia la comida es redundante, uno ve la televisión y sale comida, va a las redes sociales y mas comida.

Es como un experimento el que hacemos cuando viajamos por la comida, muchas veces son cosas que nunca antes hemos probado y que nos intriga. Por ejemplo en España hay una calidad gastronómica muy alta, eso, junto con el hecho de que tiene mucha influencia de otros países hace que sea un placer estar allí. Viajemos y comamos, esa es la vida que nos merecemos, esa es la vida que queremos y que nos llena de satisfacción.

Temas Relacionados viajeshoteles

Inicia Sesión

Correo:  

Contraseña: