El lujo es viajar, no un hotel costoso

Al hacer turismo debemos recordar que lo más importante es viajar y conocer,  no debemos permitir que nada nos quite las ganas de viajar, allá afuera hay mucho que ver, cosas que nos sorprenderán. Estamos ante una constante exposición de publicidad turística y allí todo se ve muy bueno,  nos meten por los ojos los hoteles de lujo y la realidad es que muchas veces uno no puede costearse esos hoteles.

El mundo actual ha colocado como una obligación esas vacaciones muy costosas y la verdad es que se está perdiendo un poco la esencia de la aventura del viaje, se están alterando las razones por las que viajamos. Incluso vemos hoteles en el mundo que se esfuerzan en construir habitaciones que rayan en lo absurdo, que diferencia puede haber entre una habitación sencilla y estas habitaciones de miles de dólares por noche?  Al final las camas, todas, sirven para dormir. Creo que debe apreciar más el lugar a donde vamos y no tanto los lujos que podamos pagar, en lugares como Castellon, el lujo es estar allí aunque sea en hoteles baratos peñiscola, disfrutando de las maravillas naturales y demás recreaciones que el paraíso nos ofrece.

Este tipo de destinos son ideales y no necesitan de tanto lujo, de manera que cuando queremos disfrutar de épocas especiales como un fin de año, estos son los lugares a visitar. Al parecer nos hemos empeñado en crear una brecha entre las personas del mundo, con los viajes queda en evidencia quien tiene más o quien tiene menos dinero, eso no debería estar pasando. El lujo, si bien es algo que uno aprecia, no es tan necesario, después de todo uno viaja para conocer el destino, su cultura y tradiciones, no para alardear de lo costoso de las paredes en una habitación de hotel.

Según como se entienda el lujo

Cada quien entiende al lujo como quiere, por lo general el lujo es algo que no podemos tener todos los días, algo que nos cuesta y que por tanto nos deja una gran satisfacción. Ahora bien, a la hora de viajar, no debemos confundir los hoteles de lujo con la satisfacción que nos deja un viaje, el verdadero lujo es estar en el destino que hemos escogido para vacacionar y tener el tiempo para hacerlo.

Quizá para usted viajar sea mas fácil, que para el resto, pero eso no implica que conlleve un esfuerzo, después de todo, el que viaja se esta premiando por todo el trabajo que ha realizado hasta ahora. Porque no debemos confundir el valor del viaje con las estrellas de un hotel? Porque usted puede tener una muy buena experiencia incluso en hoteles más económicos y sin tantos lujos, si, es evidente que el hospedarnos en hoteles de lujo eleva la calidad de la experiencia, pero no es algo necesario u obligatorio.

Creo que esta mas en nuestra capacidad para poder apreciar las cosas sencilla de la vida y darle el valor que se merece. Si no somos capaces de apreciar la belleza, que es gratis, la exposición a la cultura, que también es gratis y la historia, entonces es probable que solo viajemos para hospedarnos en lugares de lujo. Yo prefiero lo que no se puede ver, lo que no se puede tocar, pero que todos sabemos que esta allí, esas experiencias son invaluables. Si podemos pagar un hotel de lujo, bienvenido sea y si no también.

Temas Relacionados viajeshoteles

Inicia Sesión

Correo:  

Contraseña: